sábado, 12 de julio de 2014

Reseña: The Sea of Tranquility de Katja Millay

Título: The Sea of Tranquility
Autora: Katja Millay

Publicación: Septiembre 2012
Editorial: Re-Autopublicado
Publicación: Junio 2013
Editorial: Simon; Schuster/Atria



Sinopsis:
Vivo en un mundo sin magia ni milagros. Un lugar donde no hay clarividentes o cambia formas, sin ángeles o chicos sobrehumanos para salvarte. Un lugar donde la gente muere, la música se desintegra y las cosas apestan. Estoy tan pegada contra el suelo por el peso de la realidad que algunos días me pregunto cómo sigo siendo capaz de levantar mis pies para caminar.

La antigua prodigio del piano Nastya Kashnikov quiere dos cosas: terminar la escuela secundaria sin que nadie sepa sobre su pasado y hacer que el chico que arrebató todo de ella: su identidad, su espíritu, su voluntad de vivir, pague.

La historia de Josh Bennett no es ningún secreto: cada persona que ha amado ha sido arrebatado de su vida hasta que, a los diecisiete años de edad, no queda nadie. Ahora lo único que quiere es estar solo y la gente lo permite porque cuando tu nombre es sinónimo de muerte, todos tienden a darte tu espacio.

Todos excepto Nastya, la misteriosa chica nueva en la escuela quien comienza a aparecer y no se irá hasta que se haya infiltrado en todos los aspectos de su vida. Pero cuanto más llega a conocerla, mayor enigma es. A medida que su relación se intensifica y las preguntas sin respuesta comienzan a acumularse, él comienza a preguntarse si alguna vez sabrá los secretos que ha estado ocultando, o incluso si quiere saberlos.

THE SEA OF TRANQUILITY es una historia rica, intensa y brillantemente imaginada sobre un chico solitario, una chica emocionalmente frágil y el milagro de las segundas oportunidades.

Reseña:
Hola ¿qué tal? Me alegro de darles la más cordial bienvenida a este apartado de reseñas sobre libros conocidos y no tan conocidos, que va lento, pero seguro, y es que como imaginarán las chicas aquí trabajadoras, tiene también algunos proyectos solitas y exámenes, trabajo y eso y pues, se nos hace tarde(?).
En fin, ya poniéndonos a lo importante, es el turno de uno de mis libros favoritos y en un género que yo amo y que en lo particular, como escritora me encanta utilizar, y esto es No ficción.
Además claro del romance, pero el real.
No sé, a mi difícilmente me van a gustar las cosas donde el amor surge de una mirada y lo demás es pura miel sobre hojuelas, me gusta la idea de un amor terrenal, de obviamente dejar en claro que los humanos simples y comunes no necesitan de lo súper-natural o el sadismo para enamorarse, así que por eso y muchas cosas más me encanta este libro.
Y para poder contarles mejor, saluden a “El mar de la tranquilidad o mejor conocido como The sea of Traquility y ese mundo tan maravilloso que contiene.
Para empezar ese título me encanta, es tan hermoso, dice todo  y nada a la vez, y en tu lectura descubres porque ese tiene algún significado.
Sin lugar a dudas es uno de los nombres más originales que he encontrado, y más que nada por cómo influye dentro de esta historia el saber qué es ese Mar de la Tranquilidad, ese otro lado de la luna.
Empezando con el contenido, la sinopsis nos deja a expensas de dos cosas, dos personajes, y dos opuestos a simple vista, y principalmente no entendemos, en principio, uno de ellos tiene una historia bastante conocida y el otro  esconde un feo pasado.
Es un libro para aquellos que saben aceptar la realidad de una vida.
No es un libro para los que viven en nubes de algodón o amán la idea de un mundo utópico lleno de felicidad, porque los personajes no son ni de cerca la ideal pareja de un Cuento de Hadas.
En ella podemos notar una depresión y soledad que tristemente la acompaña, la enfunda en una personalidad repelente que la protege, ella tiene un ligero ánimo de venganza, pero más que nada se busca desesperadamente porque ella no era lo que murió, o si es que lo era, ya había muerto y no había nada más que hacer.
Con ella podemos meternos a un mundo donde reina el silencio, sólo un voto de silencio y una promesa, por llamarle así, una que se rectifica cada vez que mira a su mano izquierda.
Sin miedo a morir  está decidida a cumplir una última misión y luego entregarse a la muerte, o al menos ese era el plan original.
Y él, nuestro héroe es un chico al que ya no le importa mucho abrirse paso en el interés de los demás.
Está más sólo que la nada y aparentemente no le interesa, pasa su tiempo la Zona Muerta de Josh Bennett, no se gana ni una sola mirada, ni un solo reclamo, es un fantasma andando por la escuela, es un chico emancipado, con dinero de sobra y nadie con quien disfrutarlo.
Tiene una personalidad ligera, simple y aún así cautivadora, él es ese hermoso personaje masculino que no deja su lado de chico…; ya se habrán dado cuenta que soy de esas que se quejan y reclaman mucho cuando una autora endulza al personaje masculino al grado de arrebatarle su lado de chico, y en este personaje, está un chico que no es peligro ni nada de eso, sólo un chico solitario, con un sentido de protección que se extiende sobre los que quiere, pero aún así es un poco seco e insensible a veces, lo que da un toque especial a la pareja.
Si nos ponemos a pensar sólo en las características de los protagonistas, es decir Nastya y Josh encontrarás ese tipo de locos e irreparables seres, tan destrozados entre sí que uno puede pensar que no sacarás nada bueno de esta lectura, pero como se dice en la sinopsis, este libro habla sobre el valor de las segundas oportunidades.
Si le damos un poco de tiempo, encontraremos en la lectura montones de frases que golpean de lleno en la realidad, que de pronto te hacen detenerte y pensar “Dios… ¡eso es verdad!” vas a contener el aliento, a llorar, a frustrarte, a querer brincar de alegría, o a esconderte bajo una manta en el sillón.
La relación entre nuestros protagonistas no es tampoco el típico romance y es que con dos vidas así no podía serlo, ellos atraviesan por un momento de aceptarse el uno al otro como algo más que intrusos, pero es un proceso lento, perezoso y medio sorprendente.
Las cosas se dan con tal sutileza que no sabes cómo pero de algún modo entre bromas, gritos, galletas, y tardes en un taller de carpintería, terminan juntos.
Leer The sea Of Tranquilithy esa dar el paso, tomar un libro de eso que son para la vida, entrar en el género no apto para mentes inmaduras y respirar tranquilo al final, cuando se de esa segunda oportunidad.
Cada palabra leída te engancha a otra, es un libro dulce y sencillo, con una trama aún así elaborada, coherente y cuidada al modo de arrancar suspiros, provocar lagrimas y enamorar al lector.
La narrativa de Katja es en primera persona en presente, lo que te pone en los zapatos de alguno de los personajes (Josh o Nastya) para vivir lo que venga.
 ¿Qué más puedo decirles? ¿Sobre los personajes secundarios? Pues todos ellos son un vistazo a lo que cada uno tenemos en nuestras vidas, tuvimos, o tendremos: los padres amorosos, las personas desconocidas a las que por alguna extraña razón les importamos, la tipa ruda del colegio que extrañamente tiene sentimientos, el mejor amigo que te adopta a su lado, la pequeña amiga cuyas decisiones puedes influenciar…
En mi opinión es una historia brillante, de esas épicas y maravillosas que aportan algo más que cursilerías a nuestras vidas, ¡totalmente la recomiendo!
Yo la encontré ya hace mucho tiempo vagando por blogs y cuando la leí me dejó grandes cosas en mi vida, además de que me enamoró a tal grado que en este género –a pesar de haber leído varios libros más –ninguna le supera.
Además con ese último capítulo y ese final… todo se vuelve más perfecto.
Así que mi puntuación, de acuerdo con mi lectura, con la fascinación absoluta que creó en mí, y por supuesto por pertenecer a un género recientemente explotado en la lectura para ‘jóvenes’ yo le doy:

4.5/5 de estrellas.

Y si lo leen, bueno, ¡ojalá se enamoren! y recuerden que si quieren saber nuestra opinión sobre un libro en especial, pueden decirnos por comentario :)
-Yeri

Queremos agradecerles por su participación y aceptación en nuestros proyectos pequeñitos y aún así bonitos.
Les agradecemos un montón el apoyo y aceptación, y aunque vayamos medio lentas ¡no desesperen! Estamos leyéndoles, y leyendo más libros y recatando de nuestras bibliotecas otros, para llevarlos a ese entrañable mundo de las letras…



No hay comentarios.:

Publicar un comentario